PROTOTIPADO: Validar para innovar.

Foto prototipo.jpg

 

“Si la innovación no genera valor, entonces no es innovación”. Esta consigna que aparece en cada definición no es algo tan fácil de asimilar. Y es que cuando se trata de transformar una idea en realidad, sucede una especie de parálisis organizacional con características muy particulares. Esto será apenas una lluvia de ideas de lo que suele suceder durante esta etapa:

  • ¿Cómo lo haremos? El equipo empieza a tornarse ansioso. Mientras más se detalla la idea, más compleja, dispendiosa y remota parece volverse.
  • ¿Quién se hace responsable? Algo nuevo… ¿quién asume el reto? Como es de esperarse, las cosas nuevas habitualmente no tienen responsable. Y no es el líder de innovación (el proceso, el sistema, o lo que sea) quien debería hacerse cargo de sacar la idea adelante. Debe haber un encargado con las competencias suficientes y necesarias para hacerlo.
  • ¿Y si al cliente no le gusta? Al fin y al cabo estamos en las instalaciones de la compañía (laboratorio o espacio de ideación cualquiera). Todo lo que digamos, todo lo que discutamos, todos los acuerdos a los que lleguemos en equipo podrían ser derribados por el cliente (a quien esté dirigida la solución) cuando le llevemos el resultado.
  • ¿Eso cuánto nos cuesta? Empieza la suma de requerimientos de inversión. Cualquier presidente, director o gerente de una compañía contemplaría con desinterés la innovación si al final de la historia siempre fuese un problema de necesidades de inversión versus incertidumbre en los resultados.
  • ¿Cuánto tiempo se demora en retornar la inversión? ¿Cómo demonios vamos a calcularlo, si no sabemos nada de lo anterior?

¿Tu compañía ha pasado por algo similar?… Pues bien, en Génie creemos que las grandes innovaciones comienzan su desarrollo en “formato borrador”, lo que otros llaman “bosquejo”, “morraco”, “boceto”, entre otros. Esto significa que para que una innovación salga a la luz, no es necesario que se encuentre en su forma definitiva y perfeccionada. Tampoco es necesario hacer grandes inversiones o contemplar cada detalle de la solución.

¿Entonces cómo funciona?  Aquí les va…

En el siguiente LINK podrás acceder gratis a la herramienta que te proponemos para que un equipo innovador pueda salir a validar prototipos rápidos sobre la idea que vienen trabajando.

Lo primero que debes saber es que la validación de una idea es un proceso que itera (es cíclico), donde cada iteración podría dar lugar a nuevos aprendizajes, hipótesis, prototipos o ideas. La herramienta que te proponemos consta de 4 pasos:

 

  1. Creemos que… (Hipótesis). Antes de salir a validar cualquier idea, es necesario hacer un listado de las cosas que queremos averiguar (o validar) sobre la misma: ¿Los clientes estarían dispuestos a pagar? ¿Los socios estarían dispuestos a invertir? ¿Los empleados estarían dispuestos a colaborar? Una vez claro esto, pasamos a nuestro Plan de Validación.

Estructura: (Sujeto) + (Acción a validar) + (Condición)

Ej: Creemos que los clientes nos comprarían si les mostramos que el producto es fácil          de usar.

  1. Lo que haremos… (Prototipo). Hay muchas formas de hacer un prototipo. Lo importante a la hora de seleccionarlo, es que realmente permita averiguar lo que queremos. Dibujos, planos, mock-ups, brochures, landing pages, entre otros, son formas rápidas y económicas de hacer prototipos.

Estructura: Haremos (Técnica de Prototipado) + (Actividad de validación con sujetos)             + (Tamaño de la muestra).

Ej: Haremos mock-ups del producto y los mostraremos a 20 clientes potenciales                     permitiéndoles interactuar.

  1. Observaremos… (Actividad de validación). En últimas, el objetivo de hacer un prototipo es observar algo, llámese comportamiento, usabilidad, preferencia, emoción, etc. Tener claridad sobre lo que se quiere observar es fundamental para que la actividad de validación sea efectiva

Estructura: (Sujeto) + (Listado de preocupaciones).

Ej: Observaremos si los clientes son capaces de utilizar el producto sin instrucciones,             si les parece útil y si están dispuestos a pagar $30.000 por él.

  1. Estaríamos en lo cierto si… (Requisito de comprobación). ¿Cómo saber si nuestras creencias eran correctas? Antes de salir a campo a validar nuestra idea, es necesario establecer una condición bajo la cual nuestra hipótesis se comprueba o se rechaza.

Estructura: (Indicador de éxito) + (Sujeto) + (Resultado esperado).

Ej: Estaríamos en lo cierto si al menos el 50% de los clientes consultados interactúan             con el producto sin instrucciones.

 

Espero que te sea de utilidad. Queremos que este sea un espacio de construcción con todos nuestros amigos. Recibimos abiertamente cualquier comentario o sugerencia. Escríbenos.

 

logo genie-01

Anuncios

2 comentarios en “PROTOTIPADO: Validar para innovar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s