QUEREMOS QUE TÚ TAMBIÉN INNOVES…POR ESO TE EXPLICAMOS CÓMO.

shield-223326_1920

 

¡NO MÁS “5 PASOS” PARA INNOVAR!…O “7 pasos” o los que sean. ¿Cómo innovar? Seguro que te has hecho esta pregunta… y seguro que también has buscado y encontrado innumerables opciones, desde las más simples hasta las más complejas e incluso difíciles de entender.

Ya debes haber encontrado pasos tales como “Ser creativo”, “Buscar financiación”, “Reflexionar”, “Cambio”, entre otros. Lo cierto es que existen muchas metodologías que permiten guiar a las personas a través del proceso de innovación y no es nuestro propósito analizarlas en este momento.

Lo que queremos es que tomes buenas decisiones. Como era de esperarse, en Génie tenemos nuestro propio “paso a paso” para innovar. Sin embargo, antes de presentarte la metodología spiNN 361° que hemos desarrollado, queremos contarte nuestros propios criterios para identificar y seleccionar una buena metodología… de este modo, sin importar si utilizas la nuestra, vas a poder tomar buenas decisiones en el futuro para escoger la que más te guste.

Ahí te va lo que a nuestro juicio contiene una buena metodología de innovación…

  1. Objetivos. La innovación es una de las vías hacia el crecimiento de las compañías, y por lo tanto debe seguir una estrategia clara. Para nosotros ha sido sorpresivo encontrar enormes dificultades en la formulación de objetivos. No lo olvides… innovar por moda, por gusto o por necesidad no tiene sentido; se trata de seguir una estrategia y unos objetivos claramente definidos.
  2. Búsqueda-Análisis. Consiste en una fase exploratoria previa que permite ampliar perspectivas acerca del tema sobre el cual quieres innovar, con el fin de recolectar información proveniente de distintas fuentes relevantes para el cumplimiento del objetivo. Algunos lo llaman vigilancia, empatía, estudio de mercado, y demás. Uno de los aspectos que dificultan la innovación es que con frecuencia las empresas quieren pasar del problema a las ideas en un solo salto… lo que sucede es que puedes resultar encontrando una solución que otros ya han descubierto. ¡Atención! No quiero decir que tienes que descubrir cosas inexistentes, sino que las soluciones que otros ya han descubierto deben servir de insumo para tu proceso de innovación… una buena búsqueda puede ahorrarte recursos y horas de trabajo en procesos de generación de ideas, además de mostrarte nuevas oportunidades, aliados potenciales, riesgos por controlar, etc. Se trata de aprender sobre lo que otros ya han aprendido.
  3. Conclusiones-Revelaciones. Este paso casi nunca se encuentra formalizado en las metodologías… sin embargo es decisivo para el proceso. Podrías buscar mucha información (en el paso 2) y no tener una sola conclusión reveladora, en cuyo caso habrás estudiado mucho pero no te servirá para innovar. Esta etapa consiste en generar conclusiones de valor que puedan detonar la innovación, lo que otros llaman “revelación”, “descubrimiento” o “insight”. Al respecto publicaremos más adelante algunas herramientas excelentes para detectar y formular insights; por lo pronto, te podemos adelantar que en Génie utilizamos 4 indicadores para identificar un Insight Inspirador: Relevancia, Emoción, Novedad y Atractivo.
  4. Divergencia-Convergencia. Ahora si viene la fase creativa… elige la(s) técnica(s) que prefieras (al respecto abunda material e información). Sólo recuerda: generar muchas ideas (sin juzgar ninguna), escribirlas para que no se te olviden y divertirte. Al final, no olvides que es necesario seleccionar las ideas de mayor potencial y mejorarlas… porque ni siquiera la mejor de las ideas está en su versión perfecta… toda idea es susceptible de ser desarrollada. Es aquí donde las ideas pasan por las populares etapas de maduración hasta volverse una solución (o proyecto).
  5. Experimentación. Esta es una de las etapas más importantes en los procesos de innovación, en incluso en los de emprendimiento. Se trata de diseñar experimentos que faciliten validar algunos de los factores de mayor preocupación para el equipo innovador sobre las soluciones desarrolladas en la etapa anterior. Niveles de aceptación, riesgos de implementación, funcionalidad y propuestas de valor, son algunas de las cosas que se pueden validar en esta etapa. Algunas metodologías lo llaman Prototipado o Testeo, y mencionan posibilidades como construir prototipos de baja y alta resolución, entre otros. En Génie nos gusta utilizar el concepto “Experimento” porque, sin importar si utilizas un prototipo, test, entrevista, post o lo que sea, el objetivo de esta fase es comprobar cómo se comportan las variables más importantes de la solución bajo condiciones controladas de mercado. Lo mejor de esta etapa es que puedes validar aspectos muy importantes de tu idea antes de lanzarla al mercado, empleando poco tiempo y sin hacer grandes inversiones. Este paso te va a ahorrar muchos dolores de cabeza.
  6. Aprendizaje. Pocas veces una metodología de innovación tiene este paso… pareciera que todo termina cuando haces un prototipo, ¡y no es así! Lo importante de experimentar es aprender. El aprendizaje es activo ya que requiere voluntad de acción para movernos hacia lo que no conocemos. Por eso, la experimentación requiere estar acompañada del aprendizaje: No se trata de saber cómo se comporta la solución, sino de tomar decisiones después de saberlo. En este paso se vale darse cuenta de que la solución planteada no funcionaba, requería modificaciones o por el contrario, tener éxito y descubrir nuevas y maravillosas oportunidades. Por eso, esta etapa transforma el proceso de innovación en un ciclo, lo cual implica realizar Búsqueda, Análisis, Conclusiones, Ideación y Experimentos cuantas veces sea necesario hasta que podamos tomar la decisión definitiva de lanzar la solución.
  7. Lanzamiento-Medición. Al final, el objetivo es lanzar (introducir) al mercado una solución que genere valor, es decir, que produzca resultados positivos y significativos para la sociedad y la compañía. Esto significa que después de “lanzar” debes hacer seguimiento a tu solución utilizando algunos indicadores clave para determinar si finalmente puede llamarse innovación. Recuerda: puedes encontrar una solución muy novedosa y diferente, pero si no genera valor, no puede llamarse innovación.

 

Ahora que conoces nuestras recomendaciones para encontrar una buena metodología de innovación, queremos presentarte la nuestra: spiNN361°. Es un paso a paso robusto y bien construido, pensado para guiar a las personas a través de la innovación de manera simple y poderosa.

Puedes descargarla en el siguiente LINK: Metodología spiNN 361°. Contiene su respectiva descripción y algunos consejos adicionales.

Compruébala tú mismo y no olvides dejarnos tus comentarios. En Génie queremos hacer de la innovación un hábito de todos y por eso nos esforzamos para entregarte herramientas útiles y prácticas cada 15 días. Regístrate en nuestra comunidad de innovadores y recibe éste y muchos más beneficios.

Regístrate ahora:

*Acepto la política de uso de datos personales de Génie Consultoría S.A.S.

 

Que la disfrutes… saludos.

logo genie-01

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s